Experto explicó por qué fue correcto negarle la comunión al político abortista

Fuente: Jclk8888 Chan / Pexels // Barack Obama / Flickr / (CC BY-NC-SA 2.0)

El pasado 27 de octubre, el Padre Robert Morey, párroco de St. Anthony Catholic Church, de la Diócesis de Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos, rechazó la santa comunión al político demócrata Joe Biden. 

Las razones de negarle la comunión

El Padre Robert indicó que le negó la comunión por su postura abiertamente abortista. Según el sacerdote, no vio en él, a pesar de que se dice católico, como alguien en comunión con la Iglesia. 

“La Sagrada Comunión significa que somos uno con Dios, entre nosotros y con la Iglesia. Nuestras acciones deberían reflejar eso. Cualquier figura pública que defienda el aborto se coloca fuera de la enseñanza de la Iglesia”, agregó el sacerdote.

¿Es correcta lo que hizo el sacerdote?

El sacerdote dominico y experto en teología moral, el Padre Thomas Petri, explicó en su artículo “Sacerdotes, prudencia y política: ¿Por qué se le negó la Santa Comunión a Joe Biden en una Misa católica?”, que el acto del Padre Robert es correcto. 

El Padre Thomas recordó que, si un católico se encuentra en pecado mortal, este puede recurrir al Sacramento de la Confesión. El problema sería que este, a pesar de ser advertido de que se encuentra en pecado, no cambia su forma de proceder.    

“Sin embargo algunos católicos pueden hacer oídos sordos a las preocupaciones de la familia, los amigos o los pastores. Esto siempre es estresante para todos los involucrados. La situación empeora cuando una persona públicamente se obstina en un pecado grave e insiste en que no hay nada inmoral en lo que hace”, indicó el P. Petri.

En cuanto el hecho ocurrido el 27 de octubre, el sacerdote opinó:

“La razón por la que la Iglesia puede prohibirle a algunas personas la Santa Comunión es precisamente porque su pecado no solo es grave sino público (es decir, ‘manifiesto’) y se obstinan en él. Una persona así ya no vive en comunión con la Iglesia, así que permitir que esta persona reciba la Santa Comunión sería también una mentira”.

“Esa persona no solo necesitan ir a confesarse antes de recibir la Santa Comunión sino que necesita demostrar que ya no está obstinada en su agenda. Esto por lo general significa alguna afirmación que corrija su antigua cerrazón”, agregó el experto.

Para concluir, el sacerdote reconoce que, si bien “a nadie le gusta que le digan ´no´ o que lo excluyan, pero la Iglesia enseña que a veces es necesario hacerlo no solo por el bien de la persona sino para ser consistentes con nuestras enseñanzas sobre la Comunión. Esto ciertamente será un paso difícil mientras avanzamos hacia el futuro previsible”.

Compartir:

Comentarios

comentarios