“Una teología peligrosa”: seminario protestante promueve confesar los pecados a las plantas

@UnionSeminary, Twitter

Un seminario protestante creó un torbellino de controversia la semana pasada con un extraño tweet sobre “confesar a las plantas”.

El Seminario Teológico de la Unión de Nueva York invitó a sus estudiantes a rezar ante las plantas, ofreciendo su “dolor, alegría, arrepentimiento, esperanza, culpa y pena … a los seres que nos sostienen”. La foto muestra a los estudiantes “confesando sus pecados” a las plantas.

Aquí está la publicación:

Hoy en la capilla, nos confesamos a las plantas. Juntos, celebramos nuestro dolor, alegría, arrepentimiento, esperanza, culpa y pena en oración; ofreciéndoles a los seres que nos sostienen pero cuyo don a menudo fallamos en honrar.

¿Qué confiesas a las plantas en tu vida?

En el sitio web de la universidad, la escuela se describe a sí misma como “profundamente arraigada en una comprensión crítica de la amplitud de las tradiciones cristianas, pero significativamente instruida por las percepciones de otras religiones“.

La publicación recibió muchos rechazos y burlas. Algunos incluso acusaron a la universidad de idolatría y paganismo.

Aquí hay algunas reacciones a continuación:

¿Pueden las plantas otorgar la absolución por los pecados en su contra?”.

Te has hundido al nivel de lo absurdo. Te burlas de los católicos porque confesamos nuestros pecados a un sacerdote, como Jesús ordenó, pero te involucras en una tontería de la Nueva Era que es más ‘Gaia’ que Dios”.

Ante las críticas, la universidad posteó una explicación y defensa de sus acciones: 

En la adoración, nuestra comunidad confesó el daño que hemos hecho a las plantas, hablando con mucho arrepentimiento.

Necesitamos desprendernos de los hábitos de pecado y muerte. Y parte de ese trabajo debe ser construir nuevos puentes hacia el mundo natural. Y eso significa crear nuevos marcos espirituales e intelectuales mediante los cuales entendemos y nos relacionamos con las plantas y animales con los que compartimos el planeta.

Las teologías que alientan a los humanos a dominar la Tierra, han jugado un papel deplorable y degradante a la creación de Dios. Debemos crear una nueva teología, una nueva liturgia para sanar y sembrar, reemplazando las que cosechan y destruyen”.

La Hermana Theresa Aletheia, a pesar de esta respuesta, indicó:

Esta es una teología realmente peligrosa: reconozco en ella la retórica que usé cuando era atea por los derechos de los animales / eco-activista”.

Una cosa es reconocer, y tratar de prevenir, las formas en que los humanos dañan el medio ambiente, otra es nivelar la jerarquía natural y legítima de la creación y sugerir que las plantas son de alguna manera sensibles”.

Este tipo de metafísica posmoderna conduce a indignidades contra la vida humana. Y cuando digo que es peligroso, quiero decir que literalmente conducen a la muerte y al intenso sufrimiento que las personas experimentan en una cultura en la que lo que significa ser humano ha sido borrado”.

El cambio climático es real, pero no es la solución disminuir el valor de la vida humana y antropomorfizar plantas y animales al invertirlos en cualidades humanas”.

Compartir:

Comentarios

comentarios