¡Atento! Estos son 7 pecados que te pueden llevar al infierno

El mundo de hoy con su agitado ritmo de vida, más acceso a la información y nuevas tendencias, parece haber evitado la contrición, y considera que el pecado, y el infierno, están “fuera de moda”. Sin embargo, eso no es cierto.

Aún así, ¡hay esperanza! Porque por la gracia de Dios podemos luchar contra nuestros pecados, y encontrar la salvación en Jesucristo, impartido por la Confesión.

Sin embargo, primero necesitamos reconocer nuestros pecados, y que necesitamos ser salvos. Una vez que tenemos una nueva vida en Cristo, comienza la vida cristiana y estamos llamados a cooperar con la gracia de Dios para crecer en santidad.

Es por eso que te presentamos una lista de los pecados que el mundo de hoy considera ‘normales’, pero que debemos tomar en serio:

1. Mentira

“¿Qué pasa si la persona nunca se entera? ¿Qué pasa si es solo una mentira blanca? ¿Qué pasa si es por un bien mayor?”, no. Mentir es mentir, y está mal.

Mentir es decir una falsedad con la intención de engañar y siempre está mal, porque es una ofensa contra la Verdad, que es Cristo.

2. Inmoralidad sexual

“¿Por qué no podemos hacer lo que queremos con nuestros cuerpos? Mientras uno esté de acuerdo, todo bien, ¿no?”.

No. No podemos pecar contra nuestros propios cuerpos ni contra los de otros. Dios nos creó y moldeó nuestra sexualidad con dignidad, valor y orden, que deben ser respetados y queridos.

3. Robo

Robar es tomar algo que no te pertenece. Incluyendo todo el material con derechos de autor. Robar no es aceptable, ni siquiera cuando te bajas algo por internet sin permiso.

4. Alcoholismo

Beber demasiado, hasta el punto de emborracharse y perder el control, es un pecado: “¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios” (1 Corintios 6: 9-10). “No te emborraches con vino, porque eso es libertinaje”. 

5. Glotonería

Obviamente necesitamos comer, hay un momento para festejar, y la comida se puede disfrutar maravillosamente.

Pero, como el alcohol, todo debe disfrutarse con moderación. La gula es un amor incontrolable por la comida y no solo puede tener serias consecuencias para su salud, sino también para su alma.

6. Venganza

La justicia es importante y cualquier justicia que no haya sido dada por el gobierno será rectificada por Dios al final. Pero ahora, Dios nos llama a un plano superior:

“No se venguen unos de otros, queridos, sino que dejen actuar la ira de Dios, porque está escrito: Venganza de mí; para ejercer mi justicia, dice el Señor. Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; Si tienes sed, dale de beber. Al hacerlo, acumularás carbones rojos sobre tu cabeza. No te dejes vencer por el mal, sino triunfa del mal con el bien” (Romanos 12, 17, 19-21).

7. Asesinato

El asesinato es la muerte directa y voluntaria de una vida humana inocente, incluso si la persona es pequeña y se desarrolla en el útero de su madre, y también si la persona está en desventaja o enferma y es difícil de cuidar, o de lo contrario. la persona es vieja y morirá pronto de todos modos. El aborto y la eutanasia son cada vez más aceptados y practicados en toda nuestra sociedad.

Compartir:

Comentarios

comentarios