Sacerdote y diácono opinan sobre la definición de Gracia de Yokoi Kenji

Yokoi Kenji es un orador de profesión sobre la pasión y la disciplina tanto en los negocios como en la vida personal.

En una entrevistas, él declara ser admirador de la “gracia”. Sin importar que suene absurdo y tonto a los oídos del mundo, considera que “esta” es un tesoro preciado para la humanidad.

¿Qué es la “gracia” para Yokoi Kenji?

Él la definió así: dar a quien no se lo merece. En la entrevista dice que es lógico dar algo bueno al que hizo bien, así como es lógico dar algo malo a quien hizo mal. Pero la gracia es absurda y maravillosa a la vez, es dar algo bueno a quien hizo mal.

GRACIA: DAR A QUIEN NO SE LO MERECE | YOKOI KENJI | MARLON BECERRA

ENTREVISTA COMPLETA: https://youtu.be/Ig6udIuV88g

Posted by Yokoi Kenji on Monday, March 18, 2019

¿Esta definición de “gracia” es correcta teológicamente?

Ante estas declaraciones, el sacerdote Jaime Gómez y el diácono Rafael Ísmodes de la parroquia Nuestra Señora de la Reconciliación, Lima, Perú, indicaron que la definición dada por el señor Kenji es, a nivel general, incompleta según la doctrina de la Iglesia.

“¿Es la gracia dar a quien no lo merece?, Sí y no”, indicó el diácono Ísmodes. Él recordó que, según el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC), la Gracia es “el favor, el auxilio gratuito que Dios nos da para responder a su llamada: llegar a ser hijos de Dios, hijos adoptivos, partícipes de la naturaleza divina, de la vida eterna” (CIC 1996).

“El problema vendría a que el señor Kenji no está hablando de la gracia como don de Dios… es noble lo que dice, pero es un nivel puramente humano”, indicó el Padre Gómez. El sacerdote dijo que quizás este famoso orador podría estar definiendo la caridad, la apertura a los demás, el perdón, pero que no tiene una mirada cristiana de la gracia.

Por otro lado el diácono Ísmodes mencionó:

[La gracia] “es un don inmerecido de Dios (y en ese sentido se parece a lo dicho por el señor Kenji), pero tiene como consecuencia algo absolutamente impensado y buenísimo: que Dios nos hace participar de su misma Vida. En ese sentido, podemos decir que la gracia es recibir a Dios mismo en nuestro interior, es participar de su vida divina ¡Es lo mejor que nos puede pasar!, y es un don gratuito”.    

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.