3 buenas razones por las que un católico debe “ponerse incómodo”

Uno de los más grandes evangelizadores modernos fue el Venerable Arzobispo Fulton J. Sheen. Él mantuvo un celo insaciable por las almas durante todo su sacerdocio.

Esto es lo que él escribió en una carta mientras era profesor en la Universidad Católica de América:

“Durante el último año, la cantidad de cartas que demandan una atención personal han estado entre 75 y 100 por día … Esto, junto con las clases que nunca se imparten con menos de seis horas de preparación para cada una, me han dejado físicamente agotado. Sin embargo, lo mejor que uno puede hacer es no atreverse a renunciar a las oportunidades de apostolado”.

Si quieres ser en un evangelizador efectivo, sigue el ejemplo de este Obispo y siéntete incómodo.

Primero, ponte incómodo intelectualmente

Lo más probable es que el 60% de las personas que no quieres saber nada de la Iglesia afirman que se fueron a causa de las enseñanzas religiosas, y probablemente fueron enseñanzas que no entendieron completamente.

¿Puedes articular el significado de la fe cristiana y el evangelio? Si no, ¡ponte incómodo intelectualmente!

La Iglesia tiene respuestas, ¡pero necesitamos estudiar! Independientemente de cuáles sean nuestras vocaciones, cultivar la vida de la mente es crucial para evangelizar la cultura, así como para crecer en nuestro propio amor por Dios.

En segundo lugar, sentirse incómodo emocionalmente

Pregúntate, ¿con quién necesito comunicarme a pesar de estar fuera de mi zona de confort? (Piensa en la persona que has evitado, pero que piensas, o incluso sabes, que el Espíritu Santo te está pidiendo que hables con … o incluso que invites a la Misa).

Tal vez la vida sería sorprendentemente más fructífera si más cristianos se arriesgaran emocionalmente. El ex recluso de la prisión, Joshua Stancil, se convirtió gracias a la amistad de los visitantes cristianos a la cárcel durante más de una década. Escucha su testimonio inspirador en el Encuentro de Nueva York aquí.

En tercer lugar, sentirse incómodos espiritualmente

Pregúntate también esto, ¿necesitas subir el nivel de oración? ¿Estas orando intencionalmente, específicamente, y activamente, por las conversiones, especialmente la tuya? El obispo Sheen dice que Jesús “no derriba puertas cerradas. Él entrará solo si nos abrimos a Él”.

Compartir:

Comentarios

comentarios