Estas son 3 oraciones a la Virgen María para pedir su ayuda en Cuaresma

Virgen María
Créditos: Facebook.

La compañía de la Virgen María es necesaria en todo momento de la vida cristiana. Sobre todo al momento del arrepentimiento y la conversión, como atestigua lo que nos pide en sus apariciones, sobre todo en Fátima, Portugal.

Ella nos asiste en el combate espiritual también en Cuaresma. Aquí te compartimos algunas oraciones que puedes tener en consideración para tu rezo diario en este momento del año litúrgico.

Oraciones a la Virgen María

Para obtener la Piedad Filial

Madre del Amor Misericordioso,
bien sabes que tu Hijo,
desde lo alto de la Cruz,
señaló el camino de la piadosa
filiación como Aquel
que deberíamos recorrer.

Te imploro me obtengas la gracia
de acercarme a tu Inmaculado Corazón,
desde mi propio corazón,
para aprender a amarte y a honrarte
con el amor que el Señor Jesús te tiene.

Cuida que este hijo tuyo ingrese así
en el proceso de amorización
y vea algún día cumplida
la grandeza de verse conformado
en el Salvador.
Amén

Para ser Mejor

Auxilio de los pecadores,
siempre dispuesta al perdón
y a Ia intercesión,
obtenme las gracias
que me sean necesarias
para encaminar rectamente mi vida,
rechazar enérgicamente el pecado,
huir de sus ocasiones
y poner los mejores medios
para purificarme según el divino designio
y así encaminarme hacia quien es la Vida misma.
Amén.

Para Vivir el Perdón

Ante las dudas sobre tí
respondiste con el perdón.

Ante la persecución
y las muchas murmuraciones
respondiste con el perdón.

Ante Ia insidia y la impía ofensa,
respondiste con el perdón.

Ante Ia infamia de Ia conspiración contra el Justo,
respondiste con el perdón.

Ante Ia traición y el dolor que conlleva,
respondiste con el perdón.

Madre de Ia Misericordia,
tu corazón bondadoso rebosa de clemencia,
por ello te imploro que me obtengas el perdón
por los muchos males que he hecho,
y también, ioh Madre!
enséñame a perdonar
como que ante tantos males que te hicieron,
hasta arrebatar de lado a tu divino Hijo,
siempre respondiste con el más
magnánimo perdón.
Amen.

Que tranquilizador es saber que tenemos una Madre que nos ama e intercede por nosotros.

Síguenos también en:

Telegram
Instagram
Twitter

[Ver: ¿Cuál es la diferencia entre el Misal, el Breviario y el Catecismo?]

[Ver: ¿Por qué debo arrodillarme en la consagración durante la misa?]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.