Miércoles de Ceniza: ¿Ya sabes a qué vas a renunciar esta Cuaresma?

El presentador de radio y televisión, Matt Swaim, de Cincinnati, Ohio, Estados Unidos, hizo una pregunta en su cuenta de Twitter:

“¿Qué es aquello que más te gusta y que sacrificaste para #Cuaresma? Espero compartir las mejores ideas en la radio, mañana…#EnCuaresmahazesto

Algunos de mis sacrificios de Cuaresma más gratificantes, personalmente, a lo largo de los años, fueron: ascensores (solo subir por las escaleras), [no] comer fuera de casa, despertarse temprano (extremadamente difícil), leer todos los comentarios (aun más difícil)…

Iba a dejar el café un año, pero @morninganna [una amiga suya] me habría matado. También iba a rezar la letanía de la humildad todos los días de Cuaresma, pero @morninganna me habría matado.

Así que, ya sé a qué renunciaré este año (no revelaré nada hasta la Pascua), pero tengo curiosidad: ¿alguno de ustedes ha renunciado a algo además del café, el chocolate o el alcohol en el pasado, que ha sido particularmente difícil? Estoy buscando algunas ideas creativas para compartir … #EnCuaresmahazesto”.

Sus seguidores no esperaron mucho para compartir sus respuestas, algunas muy interesantes:

“Mi Cuaresma más fructífera de TODAS: sacrificar algún (pequeño y precioso) tiempo libre, y usarlo para escribir cartas a algunas personas para decirles lo que significan para mi. 40 cartas enviadas, las respuestas fueron☺️”.

“Entré en la Iglesia Católica el año pasado, un Martes de Carnaval, así que creo que sacrifiqué el Protestantismo ;)”.

“Sacrifiqué ver shows populares de TV y solo veía canales católicos. Esto abrió mi vida en maneras maravillosas”

“Creo que sacrifiqué el procrastinar en responder los correos electrónicos. Renuncié a maldecir mis piernas cuando se negaron a responder como pensé que debían [ella tiene una enfermedad]. Renuncié a preocuparme por lo que el mañana podría traer. Renuncié a preocuparme por lo que otros puedan pensar de mí”.

“Suavizante de telas… No es broma. Estar entre las toallas rígidas y ásperas, y el café negro frío, con las duchas frías, era mi sacrificio”.

¿Qué estarías dispuesto a renunciar esta cuaresma? ¿Es algo ingenioso y que te ayude a tu conversión?

Compartir:

Comentarios

comentarios