6 consejos para proteger tu hogar y “volver locos” a los demonios

La teóloga católica Simone Rizkallah de la Universidad de Christendom, Estados Unidos, compartió estos útiles consejos para -literalmente- combatir a los demonios cuando no se puede recurrir a un sacerdote.

1) Un crucifijo bendito

Los demonios tienen miedo a los crucifijos, la Cruz de Cristo es muy poderosa. Hay que asegurarse de que la casa tenga un crucifijo bendecido.

2) Sal o agua bendita

Espolvorea sal y/o agua bendita en la casa. Puedes obtener agua bendita prácticamente en cualquier iglesia y cualquier sacerdote puede bendecir la sal o el agua para ti, y mejor si lo hace en latín.

3) Imágenes sagradas

Coloca imágenes de la Divina Misericordia, la Virgen María y el Sagrado Corazón de Jesús en los ambientes de tu hogar.

4) Orar

Hay que recordar que, en cuanto las oraciones para combatir al demonio, existen las oraciones imperativas y deprecativas. Las primeras son las que solamente el sacerdote, con permiso de un Obispo, utiliza para poder exorcizar. Los demás fieles podemos utilizar las oraciones deprecativas, que son de súplica a Dios para que libere a alguien del demonio. Oraciones como el Credo, el Ave María, el Padre Nuestro, el Magníficat o la de San Miguel son algunos ejemplo de oraciones deprecativas.

5) Escuchar cantos gregorianos

El demonólogo Adam Blai recomienda que la música que escuches con el fin de protegerte del maligno, sea de una orden religiosa real y no de un coro profesional, por ejemplo, los álbumes de los monjes benedictinos de Nursia.

6) Consagra tu hogar al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María

Consagra el lugar al Sagrado Corazón de Jesús y al Corazón Inmaculado de María. Necesitarás imágenes de ambos, basta que sean sencillas.

La consagración también se puede hacer cuando el sacerdote bendice tu hogar, preferiblemente con una fórmula en latín.

Nota original de: ChurchPop

Compartir:

Comentarios

comentarios