¿Qué nos enseña la Virgen María en este tiempo de Adviento?

San Pablo VI escribió alguna vez que el Adviento es el tiempo mariano por excelencia.

En este tiempo litúrgico celebraremos grandes fiestas de la Virgen como la Inmaculada Concepción y el día de la Virgen de Guadalupe, mientras que en las liturgias reflexionaremos sobre el papel de la Virgen María en la llegada del Mesías.

María nos puede enseñar a vivir este tiempo de Adviento lejos del consumismo que marca las fiestas y con el corazón puesto en Dios.

¿Qué podemos aprender de nuestra Madre?

Aceptar a Dios en nuestra vida

María aceptó la misión de ser la madre de Dios, el “sí” que pronunció ante el Arcángel Gabriel en la Anunciación, se hace concreto en el Nacimiento de Jesús.

Ella nos enseña a abrir las puertas de nuestras vidas a Jesús y a preparar nuestros corazones para su venida.

Tener fe en Dios

De María aprendemos a confiar en que Dios cumplirá sus promesas a pesar de las adversidades. Ella es valiente y nos enseña a tener coraje.

Es Maestra de la fe porque nunca dejó de creer en las promesas de Dios a pesar de las dificultades que sabía tendría que enfrentar con un embarazo que a los ojos del mundo de hoy sería “no planeado”.

Paciencia:

El Adviento es un tiempo de alegre espera del Salvador, y la Virgen María es un ejemplo de paciente espera.

Ella espera con emoción la venida de su Señor y sabe que todo se cumplirá en los tiempos perfectos de Dios.

Compartir:

Comentarios

comentarios