¿Cuántos tipos de templos existen en la Iglesia Católica y en qué se diferencian?

Solemos escuchar distintos nombres para las diferentes iglesias o parroquias. Aquí te explicamos las diferencias:

Parroquias:

La parroquia es una división territorial de la Iglesia Católica, tiene una comunidad de fieles y un sacerdote responsable al que llamamos párroco. Sin embargo, coloquialmente se llama parroquia a la iglesia parroquial.

Basílica:

Son templos de mucha importancia histórica y espiritual para los fieles y la Iglesia entera, ya que suelen custodiar reliquias importantes.

Catedral:

Es la iglesia donde radica, o debería vivir, el obispo de una diócesis. Puede ser “metropolitana”, si es la más importante de la ciudad, o “primada”, si su importancia trasciende la ciudad a otros lugares.

Santuario:

Es el templo donde, por lo general, ocurrió un martirio, un hecho prodigioso, un milagro o una aparición mariana. También se le llama a la iglesia donde muchos fieles asisten a dar veneración a algún santo o culto a alguna advocación de Jesús.

Capilla:

Son iglesias de menor tamaño arquitectónico con un altar pequeño. Pueden ser independientes de una iglesia más grande, com también estar dentro de ellas.

Colegiata:

Es un templo que funciona como un colegio para sacerdotes o canónigos. Normalmente tiene importancia histórica y arquitectónica.

Compartir:

Comentarios

comentarios