4 datos que quizás no conocías sobre las basílicas en la Iglesia Católica

En la Iglesia Católica los templos suelen recibir distintos nombres. Hay iglesias que son llamadas catedrales, otras capillas, y solo algunas son llamadas basílicas.

Esto es lo que debes saber:

¿Qué es una Basílica y por qué se llama así?

El nombre Basílica significa “Casa Real”, y son los templos con una historia importante o gran significado espiritual para los católicos.

Es el centro de evangelización de una comunidad, así como un centro de devoción especial hacia Jesús, Virgen María o algún santo.

¿Cuántos tipos de Basílicas existen?

Existen dos tipos de Basílicas: las mayores y las menores. Se diferencian por su grado de importancia en la diócesis.

Las Basílicas Mayores tienen  un altar mayor donde solo el Papa o sus delegados pueden oficiar la santa Misa. Son estas en las que normalmente se instala la Puerta Santa, la que se debe cruzar para ganar indulgencias en un Año Santo.

Las Basílicas menores suelen ser santuarios o catedrales que obtienen este título del Papa, o de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos en el Vaticano. Suelen custodiar tesoros sagrados de la Iglesia.  

¿Por qué tienen un escudo?

Las Basílicas tienen una relación especial con la Santa Sede y por ello pueden tener un escudo propio con las insignias pontificias.

Los escudos muestran las llaves de oro y plata, que hacen alusión a Roma. Tienen la tiara papal o una especie de toldo.

¿Cuáles son las Basílicas más importantes?

Las basílicas más conocidas son la de San Pedro (Roma), San Juan de Letrán (Roma) San Francisco y Santa María de los Ángeles (Asís), Nuestra Señora de Guadalupe (México), Basílica del Sagrado Corazón (Francia), la Sagrada Familia (España), Nuestra Señora de Luján (Argentina) y Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá (Colombia).

Compartir:

Comentarios

comentarios