¿Cuál es la diferencia entre el Misal, el Breviario y el Catecismo?

Estos son tres libros importantes que presentan la Tradición y el Magisterio de nuestra Iglesia.
Cada uno comparte la Palabra de Dios y su vivencia litúrgico. Sus textos recogen oraciones y teología que los católicos ponen en práctica.
Pero, ¿qué son? ¿de qué trata cada uno? Acá te presentamos las definiciones y diferencias entre estos tres volúmenes.

El Misal:

El Misal Romano es el libro litúrgico que lee el sacerdote en la Misa. Contiene las ceremonias, oraciones y fórmulas de cada parte de la celebración eucarística.
Este libro es importante porque genera una conexión de todas las iglesias y parroquias con el Magisterio.
Lo que lee el sacerdote en ese libro a la hora de la Misa, lo leen todos los sacerdotes de la Iglesia Católica.  

El Breviario:

También llamado Liturgia de las Horas, es un libro que reúne las oraciones, lecturas bíblicas y salmos que deben rezar los fieles en diferentes horas del día.
La oración de la mañana se llama Laudes, la de la tarde se llama Vísperas y la de la noche, antes de dormir, se llama Completas.
Su composición depende de la época litúrgica, y puede ser leída tanto por el sacerdote como el laico. Puede ser leído tanto en comunidad como en forma personal, pero no está hecha para la Misa.

El Catecismo de la Iglesia Católica:

Es el libro que presenta los contenidos esenciales y fundamentales de la doctrina católica, tanto en la fe como en la moral.
Si bien a lo largo de la historia han habido muchos catecismos, después del Concilio Vaticano II se instauró el Catecismo universal.
Sus fuentes principales son la Biblia, escritos de los Padres de la Iglesia, la Liturgia y el Magisterio de la Iglesia.
Su objetivo es que el fiel aprenda su fe y la viva en lo cotidiano.  

Compartir:

Comentarios

comentarios