Una oración de desagravio a Jesús Sacramentado para pedir perdón y empezar de nuevo

Hoy es jueves sacramental, un día para tener una oportunidad para conversar y alimentar tu relación con Él.

Si esta semana los pecados del mundo, y los tuyos, te pesan mucho en el corazón, o quizás quieras mayor presencia de Dios en tu vida y en el mundo que te rodea, una oración de desagravio podría ayudarte.

Primero ve a alguna parroquia, especialmente si es a partir de las 6 de la tarde, y busca confesión con un sacerdote.

Luego ve al Santísimo, y expresa tu deseo de misericordia para ti y para el mundo con la siguiente oración, diciendo después de cada invocación “te lo ruego, escúchame”

Señor perdona todos los sacrilegios eucarísticos.
Señor perdona todas las santas comuniones indignamente recibidas.
Señor perdona todas las profanaciones al santísimo sacramento del altar.
Señor perdona todas las irreverencias en la Iglesia.
Señor perdona todas las profanaciones, desprecios y abandono de los sagrarios.
Señor perdona todos los que han abandonado la iglesia.
Señor perdona todo desprecio de los objetos sagrados.
Señor perdona todos los que pasaron a las filas de tus enemigos.
Señor perdona todos los pecados del ateísmo.
Señor perdona todos los insultos a tu santo nombre.
Señor perdona toda la frialdad e indiferencia contra tu amor de redentor.
Señor perdona todas las irreverencias y calumnias contra el Santo Padre.
Señor perdona todo desprecio de los obispos y sacerdotes.
Señor perdona todo desprecio hacia la santidad de la familia.
Señor perdona todo desprecio a la vida humana.

Compartir:

Comentarios

comentarios