Impresionante Virgen del Apocalipsis “supera” al Cristo Redentor

Aunque no lo crean, en el mundo existe una estatua de la Virgen María que supera en altura a la imponente imagen del Cristo Redentor o Cristo del Corcovado de Brasil.

¿Has escuchado hablar alguna vez de la Virgen del Apocalipsis?

Se trata de una estatua gigante localizada en Ecuador. Tiene 30 metros de altura, que sumados a los 11 metros de la base, alcanza los 41 metros y se convierte en la estatua de aluminio más grande del mundo.

La célebre estatua del Cristo del Corcovado, considerada una de las maravillas del mundo moderno, mide 39 metros.

La imagen mariana fue construida en 1975 con 7.400 piezas traídas por el español Agustín de la Herrán Matorras. Se basa en la Virgen de Quito, también conocida como la Virgen Alada, de Legarda o Apocalíptica, obra del siglo XVIII de Bernardo de Legarda y que se encuentra en el altar mayor de la iglesia de San Francisco de Quito.

La estatua gigante se encuentra en la cima de la colina de El Panecillo, a unos tres mil metros sobre el nivel del mar. En ella se ve la figura de María sobre un globo terráqueo y pisando a la serpiente, que representa al demonio.  

La corona de la Virgen está compuesta de 12 estrellas que representan a los 12 apóstoles o las 12 tribus de Israel.

El sitio web oficial de la estatua precisa que la obra es una representación de “la Virgen María tal como se la describe en el libro bíblico del Apocalipsis: una mujer con alas, una cadena que apresa a la serpiente que tiene bajo sus pies y que representa a la bestia”.  

La obra fue inaugurada el 28 de marzo de 1975 con una Misa campal a la que asistieron 1.500 personas que subieron en peregrinación desde la Basílica del Voto Nacional.

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.