12 trucos del Anticristo para robar almas, según Fulton Sheen

Anticristo
Créditos: Youtube, captura de pantalla. ChurchPOP

En una fascinante transmisión radial el 26 de enero de 1947, el arzobispo Fulton Sheen explicó 12 trucos que usaría el anticristo cuando llegue al mundo. Según el nuevo testamento, este personaje alejará a muchas personas de Dios.

El Fulton Sheen fue uno de los grandes evangelizadores del siglo XX, hablando del evangelio primero en radio y luego en televisión alcanzando a millones de personas en el mundo.

Primero, el arzobispo Sheen disipa algunos mitos sobre el anticristo. “El Anticristo no se llamará así, de lo contrario no tendría seguidores. No usará medias rojas, ni vomitará azufre, ni cargará una lanza, ni agitará una cola con flechas como Mefistófeles en Fausto”.

“Más bien”, explica el arzobispo Sheen, “es descrito como un ángel caído del cielo, como ‘el Príncipe de este mundo’, cuyo negocio es decirnos que no hay otro mundo. Su lógica es simple: si no hay cielo, no hay infierno; si no hay infierno, entonces no hay pecado; si no hay pecado, entonces no hay juez, y si no hay juicio, entonces lo malo es bueno y lo bueno es malo“.

¿Te suena familiar?

Aquí están los 12 trucos del anticristo para robar almas según el arzobispo Fulton Sheen:

1) Él vendrá disfrazado como un gran humanitario; hablará de paz, prosperidad, y plenitud, no como un medio para guiarnos a Dios, sino a sí mismo.

2) Escribirá libros sobre una nueva idea de Dios para adaptarla a la forma en que vive la gente.

3) El anticristo inducirá la fe en la astrología para hacer que, no la voluntad, sino las estrellas sean las responsables de nuestros pecados.

4) Explicará psicológicamente la culpa como sexo reprimido, hará que los hombres se encojan de vergüenza si sus semejantes dicen que no son de mente abierta y liberales.

5) Identificará la tolerancia con la indiferencia hacia lo correcto y lo incorrecto.

6)  Fomentará más divorcios bajo el disfraz de que otro compañero es “vital”.

7) Aumentará el amor por el amor y disminuirá el amor por las personas.

8) El anticristo invocará la religión para destruir la religión.

9) Él incluso hablará de Cristo y dirá que él fue el hombre más grande que jamás haya existido.

10) Dirá que su misión es liberar a los hombres de las servidumbres de la superstición y el fascismo, que él nunca definirá.

11) En medio de todo su aparente amor por la humanidad y su charla fácil de libertad e igualdad, tendrá un gran secreto que no le contará a nadie; él no creerá en Dios. Y debido a que su religión será fraternidad sin la paternidad de Dios, engañará incluso a los elegidos.

12) El anticristo establecerá una contra-Iglesia, que será el simio de la Iglesia porque, él el diablo, es el simio de Dios. Será el cuerpo místico del anticristo que en todos los aspectos externos se asemejará a la Iglesia como el cuerpo místico de Cristo. En la necesidad desesperada de Dios, él inducirá al hombre moderno, en su soledad y frustración, a tener más y más hambre de ser miembro de su comunidad que le dará al hombre un propósito mayor, sin necesidad de enmienda personal y sin la admisión de culpabilidad personal. Estos son días en los que al diablo se le ha dado una cuerda particularmente larga.

Puedes escuchar su explicación completa en inglés aquí:

[Para ver los subtítulos en Español cliquea sobre “subtítulos (c)” y luego en el engranaje de “Configuración”. Allí cliquea sobre “subtítulos”, luego “traducir automáticamente” y elige el idioma].

¿Qué piensas de lo que dice? Leeremos tus comentarios

Síguenos también en:

Telegram
Gab
Instagram
Twitter

[Ver: ¿Puedes ser científico y católico practicante a la vez? ¡Es más común de los que te imaginas!]

[Ver: ¿Por qué Dios permite las enfermedades?]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.