La vez en que por la Biblia casi cancelan un episodio navideño de Charlie Brown

“¡¿No hay nadie que sepa de qué se trata la Navidad?!”, exclama un exasperado Charlie Brown. “Claro, Charlie Brown”, le asegura Linus, “Puedo decirte de qué se trata la Navidad”, y luego Linus recita el Evangelio según San Lucas 2.8-14, parte de la historia bíblica de Navidad.

Son solo siete versos. Leída por la voz inocente de un niño real (en lugar de un actor de voz adulto), es el punto culminante del programa para muchas personas, y sin embargo, esos siete versos casi consiguieron que todo se cancelara.

Cuando Charles Schultz, el creador de la tira cómica Peanuts, fue contactado por primera vez para hacer un especial de Navidad de Charlie Brown, incluyó la lectura de las Escrituras en su presentación. Uno de sus productores dudó al instante, pero Schultz insistió.

“Si podemos hablar de lo que creo que es el verdadero significado de la Navidad, en base a mi ‘Midwest background’, recordó el productor a Schultz decir, “realmente valdría la pena hacerlo”.

Observe cómo Schultz tuvo que hablar de la fe cristiana de manera eufemística, como provenía de su “Midwest background”. El productor explicó que Schultz estaba convencido de que se incluyera la Escritura: “Si no hubiéramos ido por ese camino, no habríamos hecho el espectáculo”.

Sin embargo, cuando los productores de CBS vieron el primer corte del programa, estaban realmente preocupados. “Pensamos que habíamos arruinado Charlie Brown,” dijo un productor. Además de pensar que era demasiado lento y que no les gustaba la música, pensaban que era demasiado religiosa.

Después de la deliberación, decidieron ponerlo al aire, pero solo una vez, sin repeticiones, y no pedirían más episodios de Charlie Brown.

Se emitió el 9 de diciembre de 1965. Para asombro de todos, el programa fue un éxito más allá de las expectativas de todos, ¡obteniendo el 45% de todos los espectadores posibles!

¿Y lo más destacado del espectáculo? Según un crítico: “La lectura de Linus de la historia de la Natividad fue, simplemente, el punto culminante dramático de la temporada”.

El verdadero poder de la Navidad realmente es, y siempre será, el Evangelio de Jesucristo, nuestro Salvador.

Aquí está la escena famosa (la parte famosa comienza a las 20:04):

 

Compartir:

Comentarios

comentarios