Jesús: ¿Una relación “open mind” y no una religión?

por -

Hay una corriente de pensamiento que encuentra en la religión el origen de ¡TODOS! los males del mundo. Ellos han vuelto muy popular la expresión: “Jesús no es una religión, sino una relación”, especialmente entre las nuevas generaciones. Sin embargo, ¿Cuál es el significado de la palabra religión?. Etimológicamente hablando, viene del latin religio, que a su vez viene del prefijo RE (acción), el verbo LIGARE (ligar o amarrar) y el sufijo ION (intensidad), con lo cual, religión significaría: “acción de ligar fuertemente (con Dios)”. Si consultamos a Google, el significado que nos brinda es el siguiente: “Conjunto de creencias religiosas, de normas de comportamiento y de ceremonias de oración o sacrificio que son propias de un determinado grupo humano y con las que el hombre reconoce una relación con la divinidad (un dios o varios dioses)”

¿Qué descubrimos aquí?. Que RELIGIÓN no es otra cosa que la RELACIÓN entre el ser humano y Dios. ¿Cuál es la diferencia entonces?. Pues que la RELIGIÓN propone una forma de relacionarse con Dios que implica creencias, normas de comportamiento, responsabilidades, sacrificios, renuncias, entregas, etc. mientras que la llamada “RELACIÓN” que hoy se propone con la divinidad, no es otra cosa que una pseudo espiritualidad, sin compromisos ni obligaciones. Una imitación de la FE, pero sin conversión. Un trato “open mind” (mente abierta) con un Dios siempre complaciente y hecho a la medida de cada quien.

¿Jesús quería una relación “open mind” con sus seguidores?, ¿Él quería que sus discípulos lo siguieran sin conversión ni compromisos?. En el hipotético (y negado) caso que hubiera sido así, ¿Por qué fundó una Iglesia entonces (Mt. 16, 18)?. Les dejo algunas argumentaciones para responder a ciertas afirmaciones temerarias muy populares hoy en día:

  1. ¿Los mandamientos fueron abolidos por Jesús?. El mismo lo niega (Mt. 5, 17) y nos aclara que vino a perfeccionarlos a través de la Ley del amor (Jn 13, 34) con lo cual estos alcanzan su plenitud. (Rom. 13, 8 – 10). Esto es muy distinto a hacer “lo que se nos venga en gana”, llamarle a eso “amor” y decir que ello es estar en “armonía” con Dios.
  2. ¿Los Sacramentos son “formalidades” o “protocolos” instituidos por la Iglesia y no por Jesús?.- ¡Falso!. El instituyó personalmente la Eucaristía (Mt 26, 26 – 29), la Penitencia (Jn 20. 21 – 23) y podemos concluir que también la Unción (Mc. 6, 12 – 13). El matrimonio, instituido por Dios Padre desde un principio fue ratificado y perfeccionado por Jesús (Mt. 19, 4 – 6). Es posible que los demás Sacramentos también hayan sido instituidos por él personalmente, conforme a (Jn 21, 25). El Bautismo por ejemplo, ¿si no fue instituido por él mismo, como se entiende que luego envíe a sus discípulos a bautizar por todo el mundo?. (Mt. 28, 19). Por último, Jesús envió su Santo Espíritu en su Iglesia (Hechos 2, 1 – 4) para que la guíe y la lleve a la verdad (Jn. 16, 13). La acción redentora de Jesús no terminó con su ascensión, sino que se prolonga a través de su Iglesia.
  3. ¿Las normas morales fueron invenciones de los seguidores de Jesús, desfigurando su propuesta de misericordia “abierta” a todos?. El principal rasgo de Jesús fue la compasión por todos y especialmente por quienes eran discriminados por ser pecadores, pero su objetivo siempre fue salvarlos del pecado y no dejarlos allí. Aquí resuenan las palabras de Jesús a la mujer adúltera que iba a ser apedreada: “Yo tampoco te condeno. Vete y en adelante NO PEQUES MAS” (Jn. 8, 11).

Relacionarse con Dios no puede ser igual que relacionarse con cualquier otro ser humano. Se trata de una criatura frente a su CREADOR. Nosotros no ponemos los términos de esa relación sino que nos adherimos a los términos de Dios. Jesús mismo dejo clarísimo que: “Si ustedes me aman, guardarán mis mandamientos” (Jn. 14, 14).

Publicado originalmente en la Bitácora Zanahoria

Compartir:

Comentarios

comentarios