Un regalo de Dios: La hermosa historia detrás de este video viral te conmoverá

Ave María
Créditos: Gentileza de Carolina Díaz / ChurchPOP en Español.

Un video viral en el que una mujer canta el Ave María de Schubert con una pequeña ave a su lado sorprendió en las redes sociales. Sin embargo, la historia detrás de esta grabación seguro te conmoverá.

La hermosa historia detrás de este video del Ave María te conmoverá

Carolina Díaz, como todos los días 13, había ido a venerar a la Virgen María al Santuario Rosa Mística en Tenjo, Curdinamarca (Colombia). Allí, en esa fecha en especial, rezan el Santo Rosario, asisten a la Eucaristía y luego permanecen en adoración al Santísimo.

El 13 de enero de 2022 estaba cantando el Ave María de Schubert “y en ese momento llegó un ave que no conocía y se paró en mi brazo y empezó a cantar, a seguirme“, cuenta Carolina.

Esa era la canción que le gustaba especialmente a su hija Mariana, una pequeña nacida con una grave enfermedad neurológica que le había impedido hablar o moverse y que había fallecido apenas un año y tres meses atrás.

Como comenta su madre, cuando envió el video a conocidos, las personas que conocían su historia y la de Mariana, comenzaron a decir que era obra de la pequeña, pues recordaban cómo a ella le gustaba cantar el Ave María.

Carolina está segura de que su hija canta a Dios desde con un coro de ángeles y santos. Para ella, Mariana fue un regalo de Dios para llevarla al cielo y su historia es un milagro de amor.

Un regalo de Dios

Carolina recuerda que allá por el año 2015 no podía quedar embarazada, incluso los médicos le habían dicho que debían extraerle el útero. Entonces, “le pedí a la Virgen María y a Dios, a ella que intercediera ante Nuestro Señor para que se diera ese milagro si era la voluntad de Dios”.

Le puso una condición: “Señor si nos das un hijo, un ser, que sea para construir, no para destruir; que sea para ayudar en Tu obra de salvación”

A los 15 días una compañera la invitó a sumarse a un servicio de medicina privada, y para ello debía hacerse una prueba de embarazo. A las dos horas le dan el resultado y era positivo: estaba embarazada.

“Le había prometido a la Virgen que si era niña se llamaría Mariana, seguidora de ella para llegar a Jesús”, cuenta Carolina. Supieron que era niña más adelante.

Cuando ella nació, no les dijeron que tenía algún problema pero a los dos meses empezó a convulsionar y descubrieron que tenía problemas neurológicos. Desde ese momento tuvo varias complicaciones hasta que falleció a los cinco años y medio.

Mariana sonriendo a su madre.

El Ave María

Según cuenta Carolina, Mariana “adoraba ir a la Santa Eucaristía, al Santísimo, a hacer el rosario, cantarle a Dios y en especial cantarle a la Virgen; era muy mariana

“Cuando cantaba las Ave Marías para la virgencita ella con el tiempo fue aprendiendo y uniéndose a mi voz

“Ella no hablaba, no era fácil para una niña con discapacidad tan severa llegar a entender que era cantarle a la Virgen”. Pero su transformación al momento de escuchar la melodía era asombrosa.

Aquí puedes ver un video de Mariana y su felicidad al escuchar el Ave María

Cuando iba al odontólogo, según cuenta, no le podían suministrar anestesia. Así que cuando sentía dolor, Carolina le cantaba el Ave María de Schubert , y ella “con su boquita abierta y en plena intervención empezaba a cantar”.

“Yo sabía que siempre la Virgen la iba a sacar de esos momentos difíciles, y siempre así fue”, reconoce.

Un encuentro misterioso con Jesús Eucaristía

“Unos día antes de que ella partiera (…) estábamos en la casa, no podíamos llevarla a la Eucaristía porque dependía del oxígeno, y estábamos haciendo el Santo Rosario con mi mamá y ella. Y cuando tuve que bajar a abrir la puerta porque alguien pasó, bajé y salí, y vi a lo lejos al sacerdote más cercano del barrio exponiendo el Santísimo en las calles, y le hice la seña de que viniera”, recuerda Carolina.

“Él vino y subió -porque estábamos en un segundo piso- con el Santísimo. Me emocioné y él me dijo ‘Jesús me dijo que viniera acá’, pero el sacerdote no tenía conocimiento de cómo estaba ella, ni siquiera de dónde vivíamos”, recuerda.

Allí, Carolina pudo experimenta como si Carolina recibiera espiritualmente su primera Comunión.

Redescubriendo sus propias vidas

El 14 de octubre de 2020 Mariana falleció. Pero en ese momento, hoy reconoce su madre, “comenzó el proceso más lindo“.

“Con el tiempo, desde luego que viví mi duelo -ya va un año y tres meses- pero un duelo que ha estado muy lleno de fe, lleno de Dios”

“Como al mes de su partida yo extrañaba abrazarla, besarla, hablarle, cantar con ella”, recuerda Carolina.

“Y un día, más que en mi oido en ni corazón, oí su vocecita decirme ‘Mamá, si me extrañas, si quieres amarme, abrazarme, besarme, darme algo, comprarme algo, recuerda que Jesús está en los más necesitados, en los que nadie mira”.

Así empezaron con su esposo a ser voluntarios en el hogar Santa Rita de Casia, donde reciben a niños abandonados en los hospitales por sus discapacidad o por enfermedades de alta complejidad. Luego también colaboraron en sitios de adultos mayores con discapacidad, intentando ser “la mamá o el papá” de esas personas por un rato.

Fue luego de todo ese proceso, y después de poco más de un año del fallecimiento de Mariana, que Carolina se dirigió ese 13 de enero de 2022 a desempeñar su ministerio de adoración a Santuario Rosa Mística en Tenjo, Curdinamarca (Colombia). Y el pequeño pájaro se sumó junto a ella a “cantar” el Ave María, la canción que tanto le gustaba a Mariana escuchar cantar a su madre y quedó registrada en el video viral.

“Un camino al cielo”

Hoy Carolina recuerda que aprendió que la discapacidad es un camino al cielo.  “Lo que yo entendí como madre fue a María. Entendí que viví todos los misterios, en especial cuando llegó su última hora; el misterio de la muerte. Todos los misterios de ese sufrimiento, ver sufrir a un hijo, de sentirte impotente y aún así decirle sí a Dios, por que amas a Dios por encima de todo. Y que ese hijo es de Dios, inclusive no es tuyo“.

Y nos regala una reflexión final: “Yo lo que les digo es, cuando han tenido perdidas -sobre todo en esta pandemia-, recordemos que antes de tener un papá o una mamá, antes de tener un esposo o una hija, como en mi caso, Dios nos escogió para mandarnos al mundo. Dios siempre seguirá con todos, hasta que llegue ese reencuentro que todos esperamos. Si Dios está en el corazón nada más va a faltar“.

¿Qué piensas de la historia?

Síguenos también en:

Telegram
Gab
Instagram
Twitter

[Ver: El “Barrabás” de Gibson: “El hombre moderno no es consciente del milagro de la Cena con Cristo”]

[Ver: Imagen de la Virgen de Guadalupe queda plasmada en la pared tras incendio de una casa]

Compartir:

Comentarios

comentarios

¿The gusta ChurchPOP?

Recibe nuestro contenido inspirador en tu bandeja de entrada cada mañana, ¡GRATIS!

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.