Ni el Covid-19 impidió que la reliquia de san Antonio de Padua saliera en procesión

Reliquia de san Antonio de Padua
Créditos: Pontificia Basilica di sant'Antonio di Padova vía Facebook

Cada año, la celebración de la fiesta de este gran santo franciscano reúne a miles de personas que se dirigen a este pueblo para participar de la procesión junto a la reliquia de san Antonio de Padua.

Este 2020, debido a la terrible situación sanitaria que atravesó Italia por la pandemia del Covid-19, no hubo aquella célebre procesión del tránsito del cuerpo del santo.

La procesión y la reliquia de san Antonio de Padua

Pues cuenta la historia que en sus últimos momentos de vida, san Antonio de Padua quiso morir en el pueblo que realizó su apostolado, y aún agonizante fue trasladado desde Camposampiero. Sin embargo, el santo dejó este mundo a la puertas de la ciudad, en distrito de Arcella.

Desde entonces, miles de personas, familias y jóvenes realizan cada año este recorrido entre canciones y oraciones. Comúnmente, la procesión con la reliquia de san Antonio de Padua comienza en la medianoche del 12 y se extiende hasta la mañana del 13.

Pero este año, se redujo a una pequeña recorrida en por el cementerio de Arcella y las clásicas misas de en la Basílica de san Antonio. La iglesia se llenó al igual que la plaza, pero siempre respetando el distanciamiento social. Y como cada año, muchos desean acercarse a la tumba del santo.

Así transcurrían las cosas por la mañana, pero aún quedaba una sorpresa reservada para los fieles.

Mientras el pueblo vivía de la mejor manera la festividad de su santo, escucharon un helicóptero ¡y se dieron cuenta que llevaba el busto y la reliquia de san Antonio de Padua!

El fraile Mario Conte, director de la revista internacional católica publicada por los frailes de la Basílica de San Antonio, conocedor de la sorpresa twitteaba:

¡Este año no podemos tener la Procesión con las Reliquias de San Antonio, por lo que Antonio irá en un helicóptero militar que volará por toda la ciudad y la bendecirá! 

De esta manera, los restos de este santo al que se lo conoce como “el milagroso”, por la cantidad de favores que Dios concedió por su intercesión, bendijeron una de las zonas más afectadas por el Covid-19.

Pese a la dolorosa situación que atravesó la región, la fe permanece intacta.

¡San Antonio de Padua, ruega por nosotros!

Fuente: ACIStampa

[Ver: Consagración al Sagrado Corazón de Jesús para vivir este mes entregado a Él]

[Ver: Súmate a combatir la pandemia con esta oración a san Rafael Arcángel]

Compartir:

Comentarios

comentarios