Político pro-aborto se acercó a comulgar y sacerdote le negó la Eucaristía

Fuente: Jeferson Romanecks / Pexels

Según la página de noticias “Florence Morning News”, el sacerdote católico Robert Morey, de Carolina del Sur, Estados Unidos, le negó la Comunión al pre-candidato presidencial demócrata Joe Biden.

¿Quién es Joe Biden?

Fue el vicepresidente de los Estados Unidos durante los mandatos de Barack Obama. Él es uno de los pre-candidatos favoritos del partido demócrata para enfrentar a Donald Trump en las siguientes elecciones presidenciales. 

Según ACI Prensa, en un evento organizado por Planned Parenthood, Biden prometió “eliminar todos los cambios que este presidente [Donald Trump] hizo”. Refiriéndose a que, dentro de otras cosas, en su gobierno aumentaría la financiación de Planned Parenthood, el proveedor de aborto más grande del país.

Joe Biden. Fuente: The White House / Wikipedia

¿Por qué se le negó la Comunión?

El Padre Robert Morey es el párroco de St. Anthony Catholic Church, ubicada en la Diócesis de Charleston, Carolina del Sur. Él le negó la comunión a dicho político el pasado domingo 27.

Lamentablemente, el domingo pasado, tuve que rechazar la Sagrada Comunión al ex vicepresidente Joe Biden”, dijo el P. Morey en un comunicado que enviado al Catholic News Agency (CNA) el pasado lunes 28 de octubre.

La Sagrada Comunión significa que somos uno con Dios, entre nosotros y con la Iglesia. Nuestras acciones deberían reflejar eso. Cualquier figura pública que defienda el aborto se coloca fuera de la enseñanza de la Iglesia”, agregó el sacerdote.

“Como sacerdote, es mi responsabilidad ministrar a las almas encomendadas a mi cuidado, y debo hacerlo incluso en las situaciones más difíciles. Mantendré al Sr. Biden en mis oraciones”, concluyó su declaración.

¿La Iglesia permite esto?

Según el Código del Derecho Canónico (CDC), un sacerdote tiene la facultad de negarle la comunión a un excomulgado, a uno que está en investigación para su excomunión, y a una persona que opta por vivir en pecado mortal. 

Esto se puede ver en el canon 915 del código, donde la Iglesia indica: 

“No deben ser admitidos a la sagrada comunión los excomulgados y los que están en entredicho después de la imposición o de la declaración de la pena, y los que obstinadamente persistan en un manifiesto pecado grave”.

Compartir:

Comentarios

comentarios