Ciudad mexicana pierde a su único sacerdote con permiso para realizar exorcismo

Fuente: Youtube RCG Oficial

El pasado domingo 7 de julio, a los 86 años de edad, murió el sacerdote José Luis del Río y Santiago debido a una pancreatitis aguda, en la ciudad de Saltillo, Coahuila, norte de México.

En una entrevista a “El Universal”, el Obispo Emérito de Saltillo, Monseñor Francisco Villalobos Padilla, quien ofreció la Misa de cuerpo presente, indicó que el Padre José Luis “fue un religioso que consagró su vida al servicio del pueblo de Dios”. 

Único exorcista

Lamentablemente, este sacerdote era el único en toda la Diócesis de Saltillo con el permiso oficial del Vaticano para realizar exorcismos.

Si bien él ya tenía 49 años como sacerdote, y ya se encontraba de retiro, fue un gran combatiente contra el demonio durante 20 años, tiempo en la que se dedicaba a realizar los exorcismos, según Televisa.News.  

Amado por su comunidad

Durante la Misa del cuerpo presente, cientos de católicos oraron, lloraron y se despidieron mediante aplausos a este sacerdote.

Los fieles lo recuerdan como una persona humilde, pobre y valiente. Algunos, según “El Universal”, le preguntaban si él le tenía miedo al demonio, a lo que el sacerdote respondía en broma: “¡No!, ¡el demonio me tiene miedo a mí!”.

Oremos por el alma de este servidor de Cristo, y pidamos para que pronto alguien pueda tomar la posta en el combate contra el demonio en la Diócesis de Saltillo.

Compartir:

Comentarios

comentarios