7 actitudes de la Virgen María que cambiarán tu Vida

El Padre Sergio de la Parroquia Digital, nos resume de forma sencilla las 7 actitudes de la Virgen María que todos podemos imitar en nuestra vida cotidiana. Ella es la mejor modelo para los cristianos. Y gracias a sus actitudes, podemos aprender a seguir a Cristo en nuestra vida:

1.- Silencio:
María sabe que en el silencio habla Dios. Todo se lo guardaba en su interior. ¿Cuántas veces nos equivocamos por no haber guardado silencio en los momentos debidos? El ruido nos aleja de Dios, y gracias al silencio podemos reconocer su Voz. Así estaremos más cerca de Él.

2.- Escucha atenta:
Gracias al silencio podemos escuchar y estar atentos al Plan de Dios. Y conociéndolo, podemos saber cuál es nuestro camino hacia la felicidad. Debemos estar atentos a su mensaje de amor, como María lo hizo.

3.- Aprender a acoger con el corazón:
Habiendo escuchado el mensaje de Dios, sabremos que siempre habrán dificultades. María supo que este camino conllevaba mucho sacrificio. Pero a pesar de ello acogió su mensaje y así pudo, gracias a la ayuda de Dios, superar todos los retos que se presentaron. No rechazó ni una parte del mensaje, sino que lo tomó por entero.

4.- Buscar y encontrar las respuestas:
Aceptar el Plan Divino, hace que tengamos preguntas. ¿Cómo se darán las cosas? ¿Qué me pasará? María se hizo todas estas preguntas. Pero estas preguntas no cuestionaban la veracidad del mensaje sino que quería conocer los detalles del plan, para saber cuál era su rol. Nosotros debemos ver cuál es nuestro propio rol, y buscar cumplirlo como María lo hizo.

5.- Disponibilidad al Plan de Dios:
Para aceptar nuestro rol en el Plan Divino, hay que estar listos en todo momento para realizarlo. A pesar de las dificultades y sacrificios, al momento de aceptarlo se está poniendo el Proyecto de Dios como lo más importante. Por lo que los demás planes quedan en un segundo lugar. Ir a Cristo queda como lo primordial, y debemos tener disponibilidad para emprender dicha aventura.

6.- Aprender a confiar en Dios y sus promesas:
Debemos dejar de lado varias cosas que nos gustan y nos dan seguridad, por confiar en Dios. María estuvo con Cristo tanto en los momentos buenos y gloriosos, como en su Pasión. Ella vio sufrir a su Hijo hasta la muerte, y no desconfió en Dios. ¡Y cuánta alegría recibió al ver a Cristo resucitado! María nos enseña a confiar en Dios sin importar qué difícil sea el camino.

7.- Valentía:
La Virgen María fue, ante todo, una mujer valiente. ¡Imagínate aceptar ser la Madre del Redentor! ¡Imagínate todos los peligros de aceptar esto! María lo supo, pero gracias a sus demás actitudes también supo que no estaría sola. Dios con ella, ¿quién contra ella? La valentía no estuvo en la ausencia del miedo, sino en saber que ella podría lograrlo porque Dios estaría con ella.

¿Cuál es la actitud de María que más necesitas en tu vida? ¿Qué otra actitud agregarías a esta lista? Cuéntanos en los comentarios.

Mira el vídeo aquí:

Compartir:

Comentarios

comentarios