Bendice tu casa con esta casi extinta costumbre de Epifanía

por -

Todos sabemos de qué se trata la Epifanía: el 6 de enero celebramos que Jesús se da a conocer cuando los Reyes Magos fueron a visitarlo.

En algunos países del mundo se suele celebrar haciéndole regalos a los niños, pero hay una costumbre católica de Epifanía mucho más piadosa que, aunque ha quedado casi en el olvido, todavía es conservada en algunos lugares.

Esta costumbre es recogida en el antiguo Rituale Romanum, un antiguo libro que recoge la forma de celebrar muchos ritos católicos (por ejemplo la bendición de la cerveza).

La idea es que cada 6 de enero las familias escriban en sus puertas una serie de números y letras que varía cada año, pero con un formato pre establecido y un profundo sentido cristiano a propósito de la Epifanía.

Este año, por ejemplo, toca escribir lo siguiente:

¿Te animas a descifrar su significado? No, no es una suma ni números romanos.

En realidad no es muy complejo:

  • Las letras C, M y B tienen dos significados. En primar lugar son las iniciales de la expresión en latín “Christus Mansionem Benedicat“, que significa “Cristo bendiga esta casa“. Pero también son las iniciales en inglés de los 3 reyes magos que visitaron a nuestro Señor en Epifanía: Caspar, Melchor y Baltasar.
  • El número 20 al principio y el 18 al final hacen referencia al año actual: 2018. Por eso es que todo el símbolo en su conjunto varía cada año.
  • Todas las letras y números se unen con el símbolo “+” que representa la cruz de Cristo.
Comunidades católicas en Bensheim y Lautertal
Comunidades católicas en Bensheim y Lautertal

Antes de dibujar los símbolos con las tizas (gis) se cantan villancicos, y si se cuenta con la asistencia de un sacerdote, esta costumbre puede comenzar con la bendición de dichas tizas.

La bendición se hace en latín:

V. Adjutórium nostrum in nómine Dómini.

R. Qui fecit caelum et terram.

V. Dóminus vobíscum.

R. Et cum spíritu tuo.

Béne † dic, Dómine Deus, creatúram istam cretae: ut sit salutáris humáno géneri; et praesta per invocatiónem nóminis tui sanctíssimi, ut, quicúmque ex ea súmpserint, vel in ea in domus suae portis scrípserint nómina sanctórum tuórum Gásparis, Melchióris et Baltássar, per eórum intercessiónem et mérita, córporis sanitátem, et ánimae tutélam percípiant. Per Christum Dóminum nostrum.

R. Amen.

Esta es la traducción al español:

V. Nuestro Auxilio es el Nombre del Señor.

R. Que hizo el cielo y la tierra.

V. El Señor esté con vosotros.

R. Y con tu espíritu.

Bendice †, Señor, esta criatura, la tiza, para que contribuya a la salvación del género humano, y concédenos que, por la invocación de tu santísimo nombre, todos los que la utilicen o escriban con ella en las puertas de su casa los nombres de tus santos Gaspar, Melchor y Baltasar, por su intercesión y sus méritos, reciban la salud del cuerpo y la protección del alma. Por Jesucristo nuestro Señor.

R. Amén.

¿Y si no hay un sacerdote disponible?

También es popular esta otra fórmula para estos casos:

Líder (Por ejemplo el padre de familia): La paz sea en esta casa.

R: Y a todos los que habitan aquí. Desde el oriente vinieron los Magos a Belén para adorar al Señor; y abriendo sus tesoros ofrecieron regalos preciosos: oro para el gran Rey, incienso para el Dios verdadero, y mirra en símbolo de Su entierro.

(Rezar el Magnificad)

R: Desde el oriente vinieron los Magos a Belén para adorar al Señor; Y abriendo sus tesoros ofrecieron regalos preciosos: oro para el gran Rey, incienso para el Dios verdadero, y mirra en símbolo de Su entierro.

(Rezar un Padre Nuestro)

Líder: Todos ellos de Saba vendrán

R: trayendo oro e incienso.

Líder: Oh Señor, escucha mi oración.

R: Y que mi clamor llegue a ti.

Líder: Oremos. Oh Dios, que por la guía de una estrella en este día manifestaste a tu Hijo unigénito a los gentiles, concede misericordiosamente que nosotros, los que te conocemos por fe, podamos alcanzar también la visión de tu gloriosa majestad. Por Cristo nuestro Señor.

R: Amén.

Líder: Sea iluminado, sea iluminado, oh Jerusalén, porque ha venido tu luz, y la gloria del Señor ha resucitado sobre ti, Jesucristo nacido de la Virgen María.

R: Y los gentiles caminarán en tu luz y los reyes en el resplandor de tu ascensión, y la gloria del Señor se ha levantado sobre ti.

Líder: Oremos. Bendice, oh Señor Dios todopoderoso, este hogar, que en él pueda haber salud, pureza, fortaleza de victoria, humildad, bondad y misericordia, cumplimiento de Tu ley, acción de gracias a Dios Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Y que esta bendición permanezca en este hogar y en todos los que moran aquí. Por Cristo nuestro Señor.

Todos: Amén.

(Escribir en la puerta el símbolo que corresponda al presente año)

¿No sería genial recuperar esta tradición?

[Ver: ¿Qué ocurrió con los Magos después de visitar a Jesús? Esta es su historia]

[Ver: La canción de Navidad que compuso Chespirito]

Compartir:

Comentarios

comentarios