¿Ilusión óptica o milagro? Esto ocurrió con el Santísimo en terremoto de México

por -
Facebook: Lili Orozco Diaz

Un nuevo terremoto ha sacudido México justo en el día en que se cumplen 32 años de uno de los terremotos más devastadores en su historia. En medio de esta tragedia, una historia de esperanza se está volviendo viral en las redes sociales y muchos se preguntan si se trata de un verdadero milagro o de una ilusión óptica.

Luego del fuerte sismo algunos fieles católicos que se encontraban cerca a la catedral de Toluca entraron para orar delante del Santísimo. Mientras elevaban plegarias a nuestro Señor muchos se sorprendieron al notar algo aparentemente sobrenatural en la custodia donde se encontraba la sagrada forma.

“En el momento que estabamos orando en el Santísimo ante nuestros ojos de los que estabamos presentes en ese momento vimos como el Santísimo se puso color rojo y pudimos apreciar en la cruz la sangre de Cristo”, afirma Lili Orozco Días en su cuenta de Facebook. “Fue algo impresionante lo que vivi les dejo estas fotos que yo misma capture, Gloria a Dios hermanos por semejante milagro”.

Este post con las imágenes del aparente prodigio ya ha sido compartido miles de veces en pocas horas.

Facebook: Lili Orozco Diaz

En la misma publicación también podemos apreciar un video en el que escuchamos a los fieles entonando canciones de adoración al Santísimo Sacramento.

¿Se trata de un milagro o una ilusión óptica?

Hasta el momento es difícil determinarlo ya que no hay un pronunciamiento oficial por parte de la Iglesia Católica. Cuando comparamos estas fotos con unas más antiguas de la misma custodia podemos observar que los bordes ahora son rojos y no dorados, pero bien podría tratarse de un desenfoque de la cámara.

Sea o no un milagro, estamos seguros de que el pueblo mexicano encontrará en su fe en Dios la fortaleza necesaria para salir de esta dura situación. Les invitamos a que oren por todos los afectados y pedimos para ellos la maternal protección de la Virgen de Guadalupe, patrona de México.

Compartir:

Comentarios

comentarios