13 características bíblicas del Espíritu Santo que todo cristiano debería conocer

Dominio público.

Todos los cristianos creemos que el Padre es Dios, que Jesucristo es Dios y que el Espíritu Santo. A pesar de esto es curioso que la mayor parte de nosotros dialoguemos bastante con el Padre y el Hijo pero muy poco con el Espíritu Santo. ¡Muchos solo lo recordamos en Pentecostés!

Esto se debe a que no conocen quién es el Espíritu Santo. Por eso hoy les compartimos algunas características bíblicas del Espíritu Santo que todo cristiano debería conocer.

1) El Espíritu Santo es maestro 

“Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho” Jn 14,26.

2) El Espíritu Santo da testimonio

“El mismo espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios” Rom 8,16.

3) El Espíritu Santo guía a la Verdad

“Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo” Jn 16,13

4) El Espíritu Santo glorifica

“El (el Espíritu Santo) me glorificará, porque recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes” Jn 16,14.

5) El Espíritu Santo dirige la evangelización

“Como el Espíritu Santo les había impedido anunciar la Palabra en la provincia de Asia, atravesaron Frigia y la región de Galacia” He 16,6.

6) El Espíritu Santo conduce

“Porque sabemos que la Ley es espiritual, pero yo soy carnal, y estoy vendido como esclavo al pecado” Rom 7,14.

7) El Espíritu Santo intercede

“Igualmente, el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero es Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables. Y el que sondea los corazones conoce el deseo del Espíritu y sabe que su intercesión en favor de los santos está de acuerdo con la voluntad divina” Rom 8,26-27.

8) El Espíritu Santo envía

“Saulo y Bernabé, enviados por el Espíritu Santo, fueron a Seleucia y de allí se embarcaron para Chipre” He 13,4.

9) El Espíritu Santo toma decisiones

“El Espíritu Santo, y nosotros mismos, hemos decidido no imponerles ninguna carga más que las indispensables” He 15,28.

 

10) El Espíritu Santo provoca la profecía

“En esos días, unos profetas llegaron de Jerusalén a Antioquía. Uno de ellos, llamado Agabo, movido por el Espíritu, se levantó y anunció que el hambre asolaría toda la tierra. Esto ocurrió bajo el reinado de Claudio” He 11,27-28.

“Este vino a vernos, tomó el cinturón de Pablo, se ató con él los pies y las manos, y dijo: «El Espíritu Santo dice: Así atarán los judíos en Jerusalén al dueño de este cinturón y lo entregarán a los paganos»” He 21,11.

11) El Espíritu Santo ordena

“El Espíritu Santo me ordenó: que fuera con ellos sin dudar. Me acompañaron también los seis hermanos aquí presentes y llegamos a la casa de aquel hombre” He 11,12.

“Un día, mientras celebraban el culto del Señor y ayunaban, el Espíritu Santo les dijo: «Resérvenme a Saulo y a Bernabé para la obra a la cual los he llamado»” He 13,2.

12) El Espíritu Santo da dones

“En cada uno, el Espíritu se manifiesta para el bien común. El Espíritu da a uno la sabiduría para hablar; a otro, la ciencia para enseñar, según el mismo Espíritu; a otro, la fe, también el mismo Espíritu. A este se le da el don de curar, siempre en ese único Espíritu; a aquel, el don de hacer milagros; a uno, el don de profecía; a otro, el don de juzgar sobre el valor de los dones del Espíritu; a este, el don de lenguas; a aquel, el don de interpretarlas. Pero en todo esto, es el mismo y único Espíritu el que actúa, distribuyendo sus dones a cada uno en particular como él quiere” 1Cor 12,7-11.

13) El Espíritu Santo revela

“Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel. El Espíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías del Señor” Lc 2,25-26.

 

¡Síguenos!





Compartir:

Comentarios

comentarios