3 formas equivocadas de recibir la Santa Eucaristía

por -
Immaculate Conception, Flickr, CC BY-NC-SA 2.0

La Santa Misa y la recepción de la Eucaristía es esencial en la vida del cristiano. ¡Así que hay que tomarlo en serio!

Desafortunadamente, ya sea por ignorancia o flojera, muchos católicos reciben de manera equivocada la Santa Eucaristía.

Estos son los tres errores más comunes que cometen muchos católicos.

1) No haciendo reverencia antes de comulgar

Muchos católicos se acercan a la fila para comulgar sin hacer ningún signo de reverencia. Pero aquí estamos hablando de recibir a nuestro Señor Jesús, así que algo de reverencia tiene sentido.

Por eso el gesto corporal que significa más reverencia es comulgar de rodillas; sin embargo, si comulgas de pie se debe inclinar el cuerpo de forma reverente antes de recibir la Sagrada Eucaristía. Así lo menciona la Instrucción General del Misal Romano: “Cuando comulgan estando de pie, se recomienda que antes de recibir el Sacramento, hagan la debida reverencia, la cual debe ser determinada por las mismas normas” (IGMR160).

2) No decir Amen

Muchas personas tratan de comulgar como si tuvieran prisa y salen de la fila olvidando algo muy importante: Cuando el sacerdote les muestra la Santa eucaristía diciendo “el Cuerpo de Cristo”, los fieles debemos responder “Amen”.

Esto es importante porque de esa manera confirmamos con nuestros labios que creemos que estamos recibiendo verdaderamente a Jesús.

Dato interesante: Si asistes a una Santa Misa en la Forma Extraordinaria del Rito Romano, no es necesario decir Amen porque el sacerdote lo dice por ti: “Corpus Domini nostri Jesu Christi custodiat animam tuam in vitam aeternam. Amen” (El Cuerpo de nuestro Señor Jesucristo guarde tu alma para la vida eterna. Amen).

3) ¿Estás en estado de Gracia?

Por supuesto, no es posible saber el estado de las almas de la gente, pero algo debería ser claro: se supone que solo puedes recibir la Santa Eucaristía si eres un católico practicante y te encuentras en estado de gracia.

¿Has cometido algún pecado mortal después de tu última confesión? Si la respuesta es sí, entonces debes confesarte antes de acercarte a comulgar. Siempre puedes asistir a Misa, pero si no estás en gracia no debes comulgar.

Recuerda las palabras de San Pablo: “Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. 28.Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa. 29.Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo”. 1 Corintios 11, 27-29.

 

¡Síguenos!





Compartir:

Comentarios

comentarios