Respondiendo a la serie “La Iglesia Oculta” de History Channel

por -
Pixabay / Dominio público

Se acaba de estrenar en History Channel una serie de ocho capítulos llamada “La Iglesia Oculta”, donde supuestamente buscan demostrar las mentiras de la Iglesia Católica a lo largo de estos 2.000 años de existencia. Con respecto a los dos primeros capítulos referidos a las “riquezas incontables” de la Iglesia y la figura del Papa estoy en la obligación de expresar los siguientes 10 puntos para poder confrontar objetivamente lo ahí expuesto:

1) Lo primero, es que es claro que la línea de pensamiento de History Channel ha sido por años anticatólica, por lo que no es de extrañar que destinen un presupuesto importante a la producción de series que buscan atacar a la Iglesia Católica, y que precisamente el estreno sea en Semana Santa.

2) En general para ambos temas no aportan nada nuevo a los ataques que por años se han dado contra la Iglesia, es un refrito de ataques ya conocidos y que no aportan información adicional. Sí es interesante, que el énfasis principal es atacar a los miembros de la Iglesia, no a la Iglesia como institución, no entran en la discusión (por ahora) si es ésta o no la Iglesia fundada por Cristo (que de todas formas no van a tener argumentos objetivos para contradecirlo), y buscan resaltar los muchos pecados de quienes lideran la Iglesia, casi rasgándose las vestiduras.

3) Los capítulos carecen de hilo conductor con saltos de temas y ubicación temporal a cada momento. Hacen una mezcla de temas, fechas y opiniones que (me imagino) buscan confundir a los televidentes, para que al final no entiendan mucho, pero que se convenzan de las “mentiras” y el “oscurantismo” en la Iglesia Católica. Es un collage de datos y opiniones sin ningún ordenamiento ni sentido.

4) Las personas que aportan sus criterios y opiniones utilizan mayormente el “yo creo” y el “me parece”, lo cual es evidencia que hay posiciones totalmente subjetivas, donde la estrella del primer programa resulta ser uno de los periodistas que tuvo acceso a la información que luego sería el Vatileaks, que es claro que con ínfulas de fama y reconocimiento está convencido que eso llevó a una revolución mundial contra la Iglesia Católica, por el escándalo sin precedentes. Nada más alejado de la realidad, no se pueden ocultar los malos manejos que se dieron y que es justo que paguen los que actuaron mal, pero el manejo administrativo de la Iglesia no atenta contra el depósito de la fe dado por Cristo a su Iglesia, eso no cambia.

5) Se insiste en la pregunta protestante y sectaria que el Vaticano venda sus “riquezas” para eliminar el hambre del mundo, incluso se hacen aproximaciones de montos. Cada cierto tiempo el tema vuelve a salir y hay cotorras que repiten lo mismo, a lo cual se debe decir una y otra vez: simplemente la Iglesia no puede vender las obras de arte del Vaticano, porque son patrimonio de la humanidad o del estado italiano, por lo que su valor es incalculable y no se pueden poner a la venta.

6) El primer programa se centra entonces en las “riquezas” de la Iglesia Católica, lástima que ni por asomo mencionan que la Iglesia Católica es la mayor ONG del mundo sin serlo, es la mayor organización que brinda ayuda social en todo el mundo, no dicen nada de los miles de hospitales, centros de atención, comedores, escuelas, colegios que administran con las “uñas” la Iglesia Católica, y ni tampoco se fueron a meter a un monasterio o convento para ver las condiciones en las que se realizan misión y viven miles de religiosos y religiosas.

7) En el programa referido a la figura del Papa, se descarta de entrada (un “especialista” que es lo único que dice en todo el programa), que haya conexión entre el Evangelio y el Papa, como en ninguna parte de la Biblia dice “Papa” entonces se descarta que haya relación alguna, de la forma más simplista posible, pero suficiente para que algunos televidentes se lo crean. Esto bajo la premisa protestante que “si no está escrito, no existe”. En esto me puedo alargar mucho, pero resumo en que gracias a la Iglesia Católica que a la luz del Espíritu Santo escribió los libros del Nuevo Testamento y definió el canon de libros sagrados es que hoy podemos acceder a la Biblia. Eso sí, cuidado con las versiones a las que les faltan libros (quitados porque “le dio la gana” a Lutero) y palabras que se agregan, se quitan o se alteran para la interpretación acomodada de las sectas.

8) Se insiste en otra idea protestante que gracias a Constantino es que existe la Iglesia Católica, aunque no se dejan decir como algunos desubicados que fue Constantino el fundador de la Iglesia Católica. Este emperador romano lo que permitió fue la libertad de culto, que incluía a los cristianos, con lo que acabó la persecución de los cristianos, que fueron martirizados por miles en los primeros siglos. Es increíble pensar como a partir de aquel reducido grupo de apóstoles, el cristianismo se ha extendido por casi todo el mundo, y la única explicación es que no es una obra humana, es una obra divina.

9) Se trata de armar un enfoque de novela de televisión en cuanto a la figura del Papa, hace un rápido repaso de algunos Papas que es claro, no fueron el mejor ejemplo , y luego aterrizan en figura “moderna” del Papa como alguien lleno de intereses políticos y económicos, a lo cual se debe decir que no se puede obviar que el Papa no solo es el Vicario de Cristo en la tierra, sino que es el máximo representante del Estado Vaticano por lo que asume su representación política. También se arma la novela refrita sobre la muerte del Papa Juan Pablo I y que el peligro de muerte que tiene el Papa Francisco dentro del mismo Vaticano por quienes lo adversan. Digno guion de telenovela, que no deja de ser ficción barata.

10) Es interesante que no se hace mención (para bien o para mal) de la infalibilidad papal en temas de fe y moral, es decir, se busca atacar por un lado las acciones de algunos Papas y por otro ubicar a la figura del Papa como un ser humano poderoso y lleno de intereses políticos y económicos, pero no dicen nada de las llaves del reino que Cristo le dio a San Pedro y su función principal como siervo de los siervos de Dios, y quien está llamado a pastorear en el mundo a este pueblo numeroso.

Finalmente, como síntesis puedo decir que se busca juzgar a la Iglesia como un ente meramente económico o político, los errores de la Iglesia por años no se pueden negar, aún menos los pecados de sus miembros, pero al fin y al cabo la Iglesia está compuesta por humanos y como tal se cometen errores, es un hospital de pecadores, no somos perfectos. Pero también tiene origen divino porque su cabeza es Cristo mismo, y si ha logrado sobrevivir no solo a los ataques externos, sino también a todos nuestros errores y pecados por 2.000 años, quiere decir que ésta es en definitiva la Iglesia de Cristo: Una, Santa, Católica y Apostólica, y le agregaría “perseguida e incomprendida”.

Publicado originalmente en el Facebook de Paolo Varela

Compartir:

Comentarios

comentarios