5 Mitos acerca de la Confesión que mucha gente aún cree ¡y tal vez tú también!

por -
Pixabay, Public Domain / ChurchPOP

El sacramento de la Confesión (o Reconciliación) es uno de los más importantes pero también uno de los más malinterpretados.

Estos son los 5 mitos más comunes sobre la Confesión:

Mito 1: La Confesión demuestra que los católicos creen que el sacrificio de Cristo no fue suficiente

Verdad: Esta objeción usualmente viene de protestantes que se preguntan por qué una persona necesita más perdón si ya puso su fe en Jesucristo. Por eso ellos ven a la Confesión como algo separado y adicional a la Gracia de Dios.

Hay un par de problemas con dicha objeción.

En primer lugar, el poder de la Confesión depende completamente del sacrificio de Cristo. Jesús nos consiguió infinitas gracias en la cruz, y el sacramento de la Confesión es una forma en la que esas gracias llegan a cada individuo. En otras palabras, la Confesión no es una fuente de gracias separada de Cristo; es un instrumento para su aplicación.

En segundo lugar, esta objeción proviene de una confusión al tratar de entender la vida cristiana. Algunos protestantes piensan que después de la conversión personal de una persona no hay alguna cooperación adicional o crecimiento necesario para la salvación. En cambio, la Iglesia católica enseña que la vida del cristiano está en constante conversión y crecimiento en santidad por la gracia de Jesucristo.

Mito 2: La Confesión es un evento de la Iglesia Católica y no está en la Biblia

Verdad: A muchos les sorprenderá saber que Cristo mismo estableció el sacramento de la confesión.

En el evangelio según San Juan Jesús se apareció luego de haber resucitado y esto fue lo que pasó:

“Jesús les dijo de nuevo: ‘¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes’ Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió ‘Reciban al Espíritu Santo. Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan‘.”

En ese pasaje, Jesús le da explícitamente a sus apóstoles el poder para perdonar pecados. Esa es la esencia del sacramento de la Confesión.

Mito 3: La Confesión es opcional

Verdad: LA Confesión no es nada opcional para los católicos. De hecho, es indispensable en dos ocasiones.

Primero, según la enseñanza de la Iglesia Católica, toda persona debe confesarse al menos una vez al año.

Segundo, la Confesión (o el deseo de ella en un acto de contrición perfecta) es necesaria para la salvación de cada bautizado que se encuentre en pecado mortal.

Mito 4: La Confesión es solo para gente mala

La respuesta para la pregunta anterior también aplicaría para esta pregunta. Pero más importante, es que todos somos pecadores.Necesitamos de la gracia de Dios a travez de dicho sacramento.

Mito 5: La Confesión asusta

Si alguien nunca se ha confesado o no lo ha hecho hace bastante tiempo, al acercarse sentirá que sacerdote podría escandalizarse. ¡Pero es todo lo contrario! Los sacerdotes están muy preparados para escucharnos y darnos consejos.

 

¡Síguenos!





Compartir:

Comentarios

comentarios