Una canción católica para que los esposos se reconcilien

por -

Antes que se acabe el día (Luis Enrique Ascoy)

Antes que se acabe el día
tenemos que conversar;
yo acomodo las dos sillas
ven, charlemos ya.

Antes que se acabe el día
reconozco que hice mal,
si fue mas culpa tuya o mía
eso no importa ya

Fue el cansancio, el estrés,
una que otra fatiga,
los líos que arrastramos
desde la oficina,
dos frases mal dichas
y una mal entendida;
mi alergia a tu gripe,
este bendito clima;
las cuentas en rojo,
tus miedos, mis iras,
o solo un exceso de melancolía

Y se nos pasa la vida
queriendo pasar al amor
resucitando heridas
que solo nos causan dolor.

Antes que se acabe el día
no lo quiero ocultar mas,
y es que a pesar de la ironía
yo me siento mal.
Antes que se acabe el día
necesito respirar,
yo tomo la iniciativa
sin condicionar.

Fue un detalle, un olvido,
una tonta salida,
aquella vieja herida
que aún no cicatriza,
o el choque fatal de
mi pausa y tu prisa;
desearte una noche
que no te es propicia,
la voz de un tercero
siempre entrometida
o aquella tendencia
a hacer todo rutina.

Y se nos pasa la vida
queriendo pasar al amor
resucitando heridas
que solo nos causan dolor

Antes que se acabe el día
lo pudimos conversar,
y ese esbozo de sonrisa
me trae de nuevo paz.
Luego un beso, una caricia
y un hermoso etcétera;
nuestro Amor ganó este día
y, como es un verdadero Amor,
la próxima vez también ganará.

Compartir:

Comentarios

comentarios