10 formas de amar a mi novia sin tener relaciones sexuales

por -
Portal NaNuvem

Es posible amar a tu novia sin tener relaciones sexuales con ella.

Cuando se habla de noviazgo, luego se piensa en todo tipo de cosas que “se pueden” y “no se pueden” hacer y, más que eso, ¡queremos hacer una especie de “test drive” del otro para ver hasta dónde se puede llegar para conseguir el máximo placer!

Voy directo al asunto y hablaré a los hombres que, de hecho, quieren amar a sus novias y no usarlas. Ya con la mano en el corazón, les digo: “Es posible amar a tu novia sin tener tener relaciones sexuales con ella”. Sí, es posible hacerla profundamente deseada, amada y feliz sin tener con eso que llegar a tener una relación sexual antes del matrimonio.

¡Comencemos! Este texto cayó en tus manos y no creas que esta es una “historia” del siglo pasado. Quiero desafiarte a ir hasta el fin de esta pagina, pues tú puedes estar viviendo una mentira en tu noviazgo, puedes estar engañado, pensando que estás amando a tu novia cuando la llevas a un hotel o te encierras con ella en el cuarto para las aventuras de un sexo sin amor.

Amar es esperar y darse al otro, no querer al otro para si mismo. Sin más preámbulos, vayamos a las 10 formas de amarla sin tener relaciones sexuales antes del matrimonio:

1) Amar en la mirada

Ejercita la capacidad de verla como una princesa, como una hija de Dios, como alguien que de hecho posee virtudes inimaginables. Ejercita la capacidad de demostrar en su mirada cuánto ella es importante para ti y como tu vida toma sentido cuando compartes tiempo mirándola a ella. Después de todo ¿hace cuánto tiempo que no la miras a los ojos por más de 5 minutos?

2) Amar en el oír

A las mujeres les gusta hablar, hablar y hablar. Y nosotros los hombres necesitamos ejercitar la capacidad de oír hasta aquello que ellas no dicen de manera verbal. Las mujeres en su mayoría, quieren que las “adivinemos” y que gastemos tiempo escuchando lo que ellas no dicen. Cuando puedas conseguir eso, habrás descubierto el hilo de oro en su relación.

3) Amar en el sentir

Antes de sentir el cuerpo desnudo de tu novia (hay un tiempo reservado para eso que se llama matrimonio), ¿que tal sentir el corazón de ella? ¡La mayor y más profunda unión que puedas tener con ella no será la de la relación sexual, sino sera cuando penetres en su corazón y así sentir los sentimientos que ella tiene!

4) Amar en el tocar

Nuestro gran “defecto”, en cuanto a hombres (Infelizmente, la sociedad nos forma así), es tocar el cuerpo de la novia, a fin de alcanzar las partes más erógenas de ella y así dejarla lista para una relación sexual. Pero eso no es noviazgo, es uso y no amor. ¿Quieres amar a tu novia de verdad? Gasta tiempo tocando en su historia, en lo que ella vivió y vive.

5) Amar en el abrazar

¡Qué eficaz es el abrazo en el arte de amar! Una mujer envuelta por un abrazo que envuelve no solamente el cuerpo, sino que tiene la capacidad de envolverla completa, se siente no sólo protegida, sino profundamente valorizada. ¿Tus abrazos tienen la capacidad de envolver todo el misterio y belleza de tu novia?

6) Amar en el besar

¡Besar es muy bueno! Un beso es más que el encuentro de labios, es el encuentro de deseos, de anhelos. Ejercita en los besos que das a tu novia, la capacidad de despertar en ella la alegría de estar juntos. Una mujer encontrada en un beso, se siente única e irrepetible.

7) Amar en el oler

¡No pienses que estoy hablando de la fragancia francesa! Naturalmente eso también es muy buen. Pero no solo eso, hablo de sentir lo que Pablo dice: “Porque para Dios somos el buen perfume de Cristo (2 Cor 2,15)”. Sentir en ella el perfume de Jesús, del amor que Él tiene, de los sueños que Él trae, la hará insustituible.

8) Amar en el hablar

Desde Eva, la mujer espera que un hombre le hable. Fue en la ausencia del habla de Adán que Eva escogió el camino malo. Se que no somos tan buenos en el hablar y allí esta justamente nuestra mayor arma. Ejercita la capacidad de demostrar lo que sientes, de hablar realmente lo que piensas. No te canses de decir “yo te amo”. Como dice Pier Giorgio “El amor nunca dice ‘Ya llegué’!”. Habla con ella de tus sueños, de tus anhelos, de la importancia que ella tiene en tu vida! Si supiésemos la fuerza de nuestra voz…

9) Amar en el pensar

Creo que una de las mayores pruebas de amor es intentar pensar sobre lo que el otro piensa. No digo pensar igual, sino llegar al lugar que el otro piensa. Y cuando se trata de tu novia, pensar sobre lo que ella piensa y tener la capacidad de llegar a sus motivaciones más profundas. Después de pensar sobre los pensamientos de ella, tus acciones serán mas asertivas.

10) Amar en el soñar

Cuando gastas tiempo soñando, te proyectas al futuro. Cuando tienes la posibilidad de soñar junto con tu novia, el futuro se presenta lleno de posibilidades. ¡No tener sexo en el noviazgo te hace soñar mucho más aún con tu noche de bodas! Ámala sus sueños – Te aseguro que no son pocos. Y cuanto ella sienta que tú sueñas con ella, yo te garantizo: ¡Ustedes miraran al cielo juntos!

¿Crees que es poco? Pon eso como meta del amor en tu noviazgo, ¡sin duda serás muy feliz pues estarás haciéndola feliz! Y después de casados, cada relación sexual será la superación de todas esas formas de amar, tocaréis la plenitud del amor.

Ahora pregúntate ¿en verdad amas tu novia?

Muchas parejas de novios, cuando deciden vivir la castidad, se dejan. ¿Entonces la castidad es mala? No, es que esta reveló que en esa relación no había personas, sino solo “sexo”.

Publicado originalmente en Canção Nova.com.

[Ver: El amor bendito del matrimonio explicado por San Josemaría Escrivá de Balaguer]

[Ver: Las hermosas cartas de una santa enamorada días antes de su boda]

¡Síguenos!





Compartir:

Comentarios

comentarios