El misterioso origen de la oración a San Miguel Arcángel

Lawrence OP, Flickr, CC BY-NC-ND 2.0

Hay una verdadera batalla espiritual ocurriendo a nuestro alrededor. Nuestra fe nos enseña que los seres humanos no somos las únicas criaturas inteligentes hechas por Dios; él también hizo ángeles y algunos de ellos se rebelaron. Ambas partes siguen luchando por las almas humanas en la actualidad.

Una oración popular que hace referencia explícita a esta batalla es la Oración a San Miguel Arcángel. Compuesta por el Papa León XIII en el siglo XIX. Hay una versión corta que muchos católicos hemos aprendido de memoria, y también una versión más larga utilizada durante los exorcismos.

Lo que hace esta oración particularmente interesante es su supuesta historia de origen.

En la mañana del 13 de octubre de 1884, y luego de celebrar la Santa Misa, el Papa León XIII levantó la cabeza y fijó la mirada en algo que le produjo horror. Inmediatamente volvió en sí y se encerró en su despacho privado. Media hora más tarde, con sus asistentes llamando a la puerta para ver si todo estaba bien, él salió luego de haber compuesto la Oración a San Miguel Arcangel. A partir de ese día él comenzó a recitar dicha oración con frecuencia.

¿Qué vio que lo inspiró a componer dicha oración? En una versión, tuvo una visión de fuerzas demoníacas que rodeando Roma. En otra, León XIII habría escuchado una conversación entre Dios y Satanás, en la que Dios le permitie a Satanás escoger un siglo en el cual haría su peor trabajo. ¿Y qué siglo eligió el maligno? El siglo XX.

Desde la década de 1930, varios artículos en publicaciones católicas han difundido historias como esta. Por desgracia, no está claro si hay algo de verdad en ellas, ya que el relato más antiguo no aparece hasta unos 45 años después de que León XIII compusiera la oración. Un artículo publicado en la década de 1950 menciona como fuente a la secretaria personal de Leon XIII, pero no está claro que tan exacto sea, ya que no hay fuentes de la década de 1880 que mencionen dicha historia.

De cualquier manera, la lección es la misma: no seas ingenuo, la guerra espiritual está por todas partes, ¡y continúa orando!

Oración a San Miguel Arcangel

“San Miguel arcángel, defiéndenos en batalla,
sé nuestro amparo contra las maldades y asechanzas del diablo,
que Dios le reprendaes nuestra humilde súplica;
y tú, Príncipe de las huestes celestiales,
por el poder de Dios,arroja al Infierno a Satanás
y a los demás espíritus malignos,
que rondan por el mundo
buscando la ruina de las almas.
Amén.”

[Ver: 7 errores acerca de la muerte, el infierno y el demonio que no debemos cometer]

[Ver: Cinco santos que lucharon contra el demonio]

Compartir:

Comentarios

comentarios