5 extraordinarios Milagros Eucarísticos ¡En Fotos!

via guadalupehousehi.blogspot.com / Paolo C., Flickr / via miraclesofthechurch.com

Los católicos creen que Jesucristo está verdadera, real y substancialmente presente en la Santa Eucaristía. Y hay muchas historias de milagros eucarísticos a lo largo de la historia de Iglesia que parecen confirmar esta importante enseñanza.

Es importante señalar que ningún católico está obligado a creer que cualquiera de estas historias. Incluso si se han investigado y aprobado por la Iglesia, la Iglesia no da ninguna garantía absoluta para su autenticidad. Tampoco el dogma católico de la transubstanciación depende de la autenticidad de estas historias; esta se basa totalmente en la Escritura y en la Tradición apostólica.

1) Milagro de Lanciano – Siglo VIII

Public Domain / Wikipedia
Public Domain / Wikipedia

En el Siglo VIII, un sacerdote en Lanciano, Italia estaba experimentando dudas acerca de la presencia real de Jesús en la Eucaristía. En medio de una misa, mientras decía las palabras de la consagración (“Esto es mi cuerpo” y “Esta es mi sangre”), vio cómo el pan se transformó en carne humana y la sangre se coaguló en cinco glóbulos (se cree que en razón de las cinco llagas de Cristo). La noticia del milagro se extendió rápidamente, el arzobispo local inició una investigación, y la Iglesia aprobó el milagro.

La carne se conserva hasta nuestros días. El profesor de anatomía Odoardo Linoli llevó a cabo un análisis científico de la carne en 1971 y llegó a la conclusión de que la carne era tejido cardíaco, la sangre parecía ser sangre fresca y no había rastro de conservantes.

Se puede visitar la carne y la sangre milagrosa en la Iglesia de San Francisco de Lanciano, Italia.

Public Domain / Wikipedia
Public Domain / Wikipedia

2) El Corporal de Bolsena – Siglo XIII

Paolo C. / Flickr
Paolo C. / Flickr

Un sacerdote que había estado experimentando dudas acerca de la transubstanciación estaba celebrando una misa en Orvieto, Italia. Poco después de la consagración, la hostia comenzó a sangrar sobre el corporal (un paño litúrgico) en el altar. La historia se hizo conocida y el sacerdote se encontró con el papa que estaba de visita en la ciudad y confesó su pecado de duda. Actualmente, este corporal se mantiene en exhibición en la catedral de Orvieto.

Algunos historiadores, sin embargo, ponen en duda la veracidad de la historia, ya que los primeros registros de este hecho no aparecen hasta unos cien años después de que el milagro supuestamente se llevó a cabo. No obstante, el corporal sigue siendo un objeto de veneración.

Steve Moses / Flickr
Steve Moses / Flickr

3) La hostia de Siena, Italia – Siglo XVIII

via meconferencesc.net
via meconferencesc.net

El 14 de agosto de 1730, mientras los católicos de Siena, Italia asistían a un festival especial para la víspera de la fiesta de la Asunción, unos ladrones entraron en la Iglesia de San Francisco y robaron un copón de oro que contenía cientos de hostias consagradas.

Dos días más tarde, alguien notó algo blanco que sobresalía de la caja de ofrendas en otra iglesia en Siena. Los sacerdotes abrieron la caja y encontraron las hostias perdidas, en medio de telarañas y suciedad. Después de limpiarlas tanto como fue posible, las hostias fueron colocadas en un nuevo copón y fueron llevadas de nuevo a la Iglesia de San Francisco para hacer oraciones de reparación y veneración.

Dado que las hostias estaban sucias, los sacerdotes decidieron no consumirlas, sino simplemente dejar que se deterioren. Durante las próximas décadas, todo el mundo se sorprendió al ver que las hostias no se deterioraron, y más bien parecían frescas.

Dichas hostias se mantienen hasta hoy, más de dos siglos después, y todavía se pueden ver en la ahora basílica de San Francisco, en Siena, Italia.

4) El milagro de Chirattakonam, India – Siglo XXI

via guadalupehousehi.blogspot.com
via guadalupehousehi.blogspot.com

El 28 de abril de 2001, hubo una adoración eucarística en la parroquia de Santa María en Chirattakonam, la India, cuando de repente tres manchas rojas se materializaron en la hostia consagrada. El sacerdote no supo qué hacer, así que solo atinó a colocar la hostia de nuevo en el tabernáculo.

Unos días más tarde, y ya recuperado del asombro, el sacerdote volvió a revisar la hostia y las manchas rojas parecían dibujar el rostro de un hombre (¿Jesús?). Rápidamente encontró un fotógrafo y tomó fotos de la hostia.

5) El Milagro Eucarístico de Santarém – Sigo XIII

via miraclesofthechurch.com
via miraclesofthechurch.com

Una mujer vivíae en Santarém, Portugal en el Siglo XIII y estaba angustiada porque sospechaba que su marido le era infiel, así que decidió consultar con una bruja en busca de ayuda. La hechicera le dijo que el precio de sus servicios era una hostia consagrada.

Ella fue a Misa en la iglesia de San Esteban y recibió la Eucaristía en su lengua, se quitó la Eucaristía de la boca, lo envolvió en su velo, y se dirigió a la puerta de la iglesia. Para su sorpresa, y antes de salir del templo, la hostia comenzó a sangrar.

Aún así, se fue con la hostia sangrante hasta su casa Cuando llegó a casa y la guardó en un baúl. Esa noche, una luz milagrosa emanaba del baúl. Ella se arrepintió de lo que había hecho y a la mañana siguiente confesó a su cura lo que había hecho. El sacerdote fue a su casa y recuperó la hostia consagrada llevándola de nuevo al templo.

Después de una investigación y la aprobación del milagro, la iglesia pasó a llamarse Iglesia del Santo Milagro, y la hostia sangrante puede ser vista hasta nuestros días.

via houseofbrigid.org
via houseofbrigid.org

[Ver: Este fue el mayor sufrimiento físico de Jesús revelado a un santo del siglo XII]

[Ver: No creerás cuánto tiempo llevan estas monjas en Adoración Eucarística Ininterrumpida]

Compartir:

Comentarios

comentarios